Tened por sumo gozo

Si te digo que el darte un golpe o azote te produce gozo o felicidad ¿Qué me dirías? Creo que dirás ¿estás loco? o ¿qué te pasa? 

Creo que a nadie le gusta recibir algún golpe o caer y tener alguna herida, aparte de eso reírse o tener gozo. Cuando tenemos problemas no es fácil sonreír, decir que todo está bien, al contrario, estas cosas nos agobian y nos pretenden quitar la paz que Dios nos da. Puede ser una enfermedad, accidentes, quiebra económica o lo que estés pasando hoy. 

Santiago 1: 2 nos dice: Hermanos míos tened sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas. Parece que no tiene sentido, pero Dios nos llama a tener gozo, gocémonos por que Dios esta en control de nuestra vida, no importa qué situación sea, Él tiene control.

También leemos en Salmos 55:22Echa sobre Jehová tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo. Él nos sustenta cuando nosotros nos sentimos que ya no podemos más, Él allí está para sustentarnos, solo entreguemos esas cargas, esos problemas.

Leo con asombro en Hechos 5:41 cuando menciona que Pedro y Juan salieron gozosos del concilio, y anteriormente lo que menciona es que habían sido azotados, por andar predicando a Jesús.

¡Tengamos gozo! No importa lo que pase, debemos entender que somos dignos de padecer por la causa del nombre de Cristo.

Jesús Dijo: en el mundo tendréis aflicción, pero confiad que yo he vencido al mundo. Juan 16: 33

Gloria a Dios.

Carlos Granados Mendoza