Crece en medio de las pruebas

2 Tesalonicenses capítulo 1

Ver capítulo aquí

¿Por qué vienen tribulaciones a los cristianos?

 Alguien dijo: «antes de ser cristiano no tenía tantos problemas como los que tengo ahora»

Los cristianos en Tesalónica sufrieron grandes persecuciones y tribulaciones, aun más que los cristianos de otras regiones en la época en que Pablo escribió estas cartas, sin embargo estas tribulaciones también produjeron la admiración de las otras iglesias y pudieron experimentar el crecimiento de su fe para con Dios y el amor para con todos (v.3).

En la película «Dios no está muerto» un hijo millonario y exitoso, visita a su madre anciana y con Alzheimer y le dice algo más o menos así:

“¿Por qué yo, que soy el peor de los hombres, engañador e incrédulo, soy un hombre sano,  exitoso y millonario y tú que toda tu vida estuviste en la iglesia sirviendo a los demás, la mejor persona que he conocido, estás aquí pobre, enferma y sola?” A lo que la señora que debido a su enfermedad ni siquiera puede reconocer a su hijo, le responde: “algunas veces el diablo encarcela en riqueza, fama y poder a los hombres para que piensen que son autosuficientes y que no necesitan absolutamente nada de Dios; la puerta de esa cárcel está abierta hacia la libertad pero pocos deciden salir de ella». 

Este capítulo me recuerda la historia contada por Jesús de el Rico y Lázaro, quienes después de morir intercambiaron sus roles, pues el rico que disfrutaba su vida olvidándose de Dios y del prójimo ahora sufría, no por ser rico sino por su actitud egoísta; y Lázaro quien fue un pobre, mendigo y enfermo leproso ahora disfrutaba, no por ser pobre y enfermo sino, por amar a Dios y al prójimo.

¿Estas pasando tribulación? Entonces crece en fe, en amor, en paciencia «para que vuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder» (v.11)

Por: Marlon Izaguirre